Pesquisar neste blog

sábado, 13 de agosto de 2011

O descobrimento do Brasil

Várias vezes já dissemos, e já ouvimos dizer, que apesar de toda nossa sanha por viajar para o ‘estrangeiro’, não conhecíamos nosso próprio País direito.

Pessoalmente eu concordo com esta afirmação, apesar de não concordar que exista uma sequencia lógica de ‘conhecimento’ de lugares. Pensando em conhecer o Brasil, esta semana que passou chegou até mim um texto de um cidadão Peruano, que vive no Brasil.

O texto é muito interessante, e conta sob um olhar peruano como é o nosso Brasil. Tenho certeza que muitos brasileiros não tinham visto isto ainda… tenho certeza ! 

Boas lições, e algumas observações ‘perspicazes’ estão contidas neste texto.

No carecía de la calidez latina (aquí cuando se dice música latina ellos no se sienten incluidos, ni cuando decimos "América Latina", não, eles são Brasil) ni carecía de ese gusto por ritmos alegres, a pesar de poder también tener letras de temas que no se completan o amores partidos o sociedades incongruentes.

Obrigado ao Thiago Franco, que me enviou o texto. Gracias y felicitaciones a Luis Alfonso Manrique Petrera por su texto, que tenga mucha suerte en su Brasil.

PS : Antes que me cobrem … quis comentar mais o texto, mas acabaria por reescrevê-lo, espero que gostem…

En mi Brasil no hay samba (y no hace falta ;-))

Por : Luis Alfonso Manrique Petrera

No puedo hablar de Brasil bajo un concepto clásico de país.

Brasil es un continente, cada estado es un país desde cantidad de personas y producción del mismo.

Sólo puedo comenzar a hablar, y muy humildemente, de mi estado, Río grande do Sul, a quién llamaré Brasil simplemente porque así lo prefiero.

Entonces mi Brasil no son mozas con poca ropa cantando en la calle, no es un calor pegajoso, ni BOPE, ni baile funky a todo volumen en las calles. No.

Mi Brasil, Río Grande, está muy al sur del continente Brasileño.

Ellos, autodenominados gauchos (gauushus pronunciado en español)  dicen que su cultura es parecida a Uruguay más que al resto de Brasil.

Yo acredito que eso no es verdad, su cultura no es como la de América Latina quizá no son tan parecidos al resto de Brasil pero definitivamente no son como Uruguayos/Argentinos.

Lo más parecido en Porto Alegre (capital del estado de Río Grande do Sul), en cuanto a las personas, de Uruguay-Argentina son  ciertas fisionomías. Las personas son más "occidentales"  las mujeres en promedio son altas, espigadas, de tez clara pero "misturadas" con "raza brasileña" y por eso la  "bio-geometría" gusta de bellas parábolas que generan la diferencia con sus pares Uruguayas-Argentinas.

Por ejemplo, el sábado fui a una fiesta que era de rock y especialmente rock de los 80.

Quienes me conocen saben que una fiesta de rock y Fonchi son dos cosas que no saben bien juntas y por tanto se evitan.

Un Perú-Fonchi no es compatible con música sin saborcito y sin felicidad por sus sonidos quizá más que por sus letras y sin embargo Perú (así como en Chile a todos los Venezolanos les dicen Chamo, ahora yo aquí para algunos soy Perú) fue a esa fiesta.

Y sí, sí era de rock ochentero pero 90% rock Brasilero. Y sí, usaban guitarras eléctricas y sí usaban baterías y sí usaban bajo pero no era rock anglo sajón. Es decir rock, rock ¿me entienden?

No carecía de la calidez latina (aquí cuando se dice música latina ellos no se sienten incluidos, ni cuando decimos "América Latina", não, eles são Brasil) ni carecía de ese gusto por ritmos alegres, a pesar de poder también tener letras de temas que no se completan o amores partidos o sociedades incongruentes.

Es un rock diferente, no es un rock latino, ni mucho menos anglo es su rock Brasilero -así sin más- y me gusta.

Aquí va un link de una canción para los curiosos:

http://www.youtube.com/watch?v=kSruAHyW05o

La letra está muy bien, la canción se llama "Será", autor Legião urbana.

Por cierto, aquí la samba así como la conocen en el resto del mundo no es tan popular.

¿Será el idioma? El idioma inglés es rápido, viene a hacer lo que tiene que hacer y se va. No conversa trivialidades y cada minuto lo invierte. El idioma portugués de Brasil está hecho para que la pronunciación de sus palabras emitan mensajes que pueden ser diferente de los significados literales de las palabras.

Esto puede ser difícil de administrar, puede hartar e impacientar a los prácticos y constituye una gran barrera de entrada a los que queremos hacer negocios en ese país. Ellos lo saben y lo aprovechan.

El Brasileño no se desespera mucho porque uno hable un portugués malandro o rudimentario o nulo, puede jugar un rato a "adivinanzas" con el extranjero y gusta mucho de delicadeza. El "por favor/com gentileza", "obrigado" y demás variantes son imperdibles en las comunicaciones.

Yo como peruano entiendo el mundo a través de la comida. La comida aquí es sabrosa, veo imaginación y gusto. La carne es, desde mi humilde opinión, igual de buena o mejor que la Argentina -y eso es mucho-.

Yo disfruto la comida y he viajado por ahí y allá y hoy he probado el mejor cordero a la parrilla de mi vida.

La fruta está a la orden del día, así como las ensaladas. Aún no he comido la comida Bahiana pero lo espero con ansias.

Hasta aquí llega este breve resumen de mi primera semana.

Nenhum comentário: